Educación sexual aún es materia pendiente

Educación sexual aún es materia pendiente

Tomado del Diario El Universo del 11 de Octubre del 2009

No siente dolor, pero llora. “Tengo miedo, aunque no sé de qué ”, indica con voz entrecortada, mientras espera su turno en la Maternidad del Suburbio para dar a luz a su primer hijo. Así, Vanesa (nombre ficticio), a sus 16 años, pasó a formar parte de los miles de adolescentes que se convierten en madres, sobre todo por la falta de conocimiento sobre sus derechos sexuales y reproductivos.

Rebeca Suárez, profesora de esta materia en la Red Educativa 1 del Guasmo, admite que los maestros evaden este tema. “Los chicos hacen preguntas o hablan con términos que escandalizan. Quieren probar cuánto sabemos, pero nosotros tampoco tenemos un conocimiento amplio sobre estas cosas, porque antes ni siquiera se hablaba de eso”, justifica la docente, quien desde el año anterior ha comenzado a instruirse para así poder orientar mejor a sus alumnos.

Aunque el año pasado el Ministerio de Educación aseguró que en el 2009 se iniciaría la nueva etapa del Programa Nacional de Educación de la Sexualidad y el Amor (Pronesa), con la implementación del tema como materia en los planteles fiscales desde el primer año hasta el bachillerato, y la entrega de libros especializados y capacitación de los docentes, en colegios públicos como el de Rebeca Suárez esto aún no se cumple.

Luis Álvarez, director de Pronesa, dice que el proyecto no está paralizado y añade que el único autorizado a hablar del plan es Teodoro Barros, director de Educación Regular del Ministerio, quien dijo, en tres ocasiones, estar ocupado para atender.

Jóvenes se convirtieron en líderes de educación sexual en talleres del Cepam, hace quince días
Jóvenes se convirtieron en líderes de educación sexual en talleres del Cepam, hace quince días

Mientras, los dirigentes provinciales del programa afirman que la capacitación a los docentes sigue, pero “a paso lento” por la falta de un presupuesto estatal. “Se hicieron las capacitaciones iniciales y se estaba avanzando, pero faltan recursos”, refiere Olga Franco, directora de Pronesa en Guayas.

Ella, al igual que los líderes de otras provincias, asegura que actualmente, para poder realizar los talleres de formación, deben buscar financiamiento en organizaciones no gubernamentales como CARE y el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam).

Esta última entidad trabaja con 36 colegios de Guayaquil en la formación de líderes juveniles, que a su vez capacitan a sus compañeros sobre derechos de educación sexual y reproductiva. “No solo aprenden de anticonceptivos, sino que los orientamos a vivir una sexualidad placentera y sin violencia, porque los chicos están confundidos porque, por un lado, les dicen que deben abstenerse y, por otro, la publicidad los lleva a explotar su cuerpo”, explica Sonia Rodríguez, psicóloga del Cepam. Para ella, este es el momento para que jóvenes y adultos participen en espacios de diálogo para repensar cuál es el verdadero rol del hombre y de la mujer, en una relación de desarrollo del otro y no de sumisión, como actualmente pasa. Asimismo, se orienta a mujeres de escasos recursos, como las socias de la Cooperativa De Todas (que ayuda en la creación de microempresas). “Pasaba que las mujeres tenían los créditos, pero no podían hacer su proyecto porque sufrían problemas de violencia intrafamiliar. Sus esposos no las dejaban, pero después de conocer sus derechos muchas buscaron apoyo psicológico y cambiaron sus vidas”, dice Maricruz Sánchez, una de las beneficiadas del programa.

Hoy ella es una reconocida líder de la Trinitaria. Dice que lleva mejor la economía familiar, ha priorizado la educación superior de sus hijos y ha mejorado la relación con su esposo.

Anuncios
Falta de planificación familiar acentúa la pobreza en el país

Falta de planificación familiar acentúa la pobreza en el país

Tomado del Diario El Universo del Domingo 11 Octubre del 2009

Es más por “suerte” que por organización. La falta de planificación familiar en Ecuador incide en que este sea el país con mayor densidad poblacional de Sudamérica (54,82 habitantes por cada km²), sobre todo en los sectores más pobres, donde a mayor número de hijos, menores las posibilidades de lograr educación media y empleo.

El país tiene, además, una de las más altas tasas de natalidad en la región (14,9%). Las mujeres del quintil 1 (el 20% más pobre) tienen, en promedio, cinco hijos; las del quintil 5 (el 20% más rico), dos.

La salsa y la bachata se oyen en cada rincón de la isla Trinitaria. Es fin de semana. Los hombres se refugian en la sombra a beber y las mujeres ¬la mayoría embarazadas, incluso de 12 años de edad¬ se pasean con sus enormes vientres semidesnudos, mientras, a su alrededor, lo que parece un jardín de niños en recreo arma una explosión de risas y juegos.

Ahí también están cuatro de los 16 hijos, de entre 29 y 6 años, de Manuel Games, migrante de Esmeraldas en la coop. Fuerza de los Pobres de la isla Trinitaria. Son tantos sus hijos que confunde sus nombres al llamarlos.

Manuel Games es famoso en su barrio, en la Isla Trinitaria, donde todos los conocen como "el padre de los 16", ya que esa es la cantidad de hijos que procreó.
Manuel Games es famoso en su barrio, en la Isla Trinitaria, donde todos los conocen como "el padre de los 16", ya que esa es la cantidad de hijos que procreó.

La historia de Manuel y de sus 16 hijos, aunque con diferentes nombres y rostros, se repite en los lugares más pobres del país, donde la paternidad es una cosa más de suerte que de planificación. Una responsabilidad que se vive entre mitos, ignorancia y machismo, que han abonado para que el Ecuador sea la nación con mayor densidad poblacional de Sudamérica (54,82 habitantes por cada km²) y con una de las más altas tasas de natalidad en la región (14,9).

La cifra varía en los distintos sectores del país, siendo más altas en Napo (21,3), Santa Elena (20,8), Orellana (19,5) y Chimborazo (18,9), que están entre las seis provincias con mayor pobreza, falta de acceso a la educación y salud de la nación, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Mercedes Luca (de pie) dice que tuvo ocho hijos "porque le gustan los niños" al igual que su esposo, Juan Del Pezo, quien se fue para evitar hablar del tema
Mercedes Luca (de pie) dice que tuvo ocho hijos "porque le gustan los niños" al igual que su esposo, Juan Del Pezo, quien se fue para evitar hablar del tema

Los datos más actuales sobre planificación familiar son los del Endemain 2004. Estos revelan que las mujeres del quintil 1 (el 20% más pobre de la población ecuatoriana) tienen, en promedio, cinco hijos; y las del quintil 5 (el 20% más rico), dos. Las mujeres que han recibido educación superior procrean, en promedio, según el manejo estadístico, 2 niños; las que tienen instrucción primaria, 4; y las analfabetas, 6.

En cambio, la diferencia entre las madres de la zona urbana y las de la rural es cada vez menor, pues si en 1999 era de dos hijos, en el 2004 se halló que era solo de uno. Esto se debe al aumento de la migración del campo a la ciudad (en 1950, el 28% de la población era urbana y hoy es el 64%), que traslada las costumbres de lo rural a las urbes.

“En el campo tienen muchos hijos porque son fuerza laboral para labrar la tierra, pero cuando llegan a la ciudad y se dan cuenta de que no pueden conseguir trabajo, de que no tienen los servicios básicos porque todo está saturado, ¿qué futuro tienen sus niños?”, cuestiona Jorge Merchán, subdirector del hospital de La Libertad (Sta. Elena).

El abandono y la promiscuidad son precisamente otras características comunes en las familias numerosas. Para Tatiana Ortiz, directora del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), la paternidad se vive con mucha ligereza, basada en una falsa idea de que buen padre y madre es el que tiene todos los hijos que lleguen y que para criarlos basta con darles lo mínimo para vivir. Agrega que el problema se agrava con el desconocimiento sobre los derechos de protección infantil y de pareja. “Si no les dan para la manutención de los niños, las mujeres no denuncian, se resignan, y con la nueva pareja tienen más hijos, aunque no quieran, porque creen que es su obligación”, considera Ortiz.

En la maternidad del Suburbio, una fila de 'piponas' adolescentes esperan atención, generalmente sin la compañía de su pareja
En la maternidad del Suburbio, una fila de 'piponas' adolescentes esperan atención, generalmente sin la compañía de su pareja

Según la encuesta Endemain, el 45% de madres jóvenes no estaba estudiando ni trabajando cuando se embarazó. Así, la educación y el empleo se convierten en una especie de blindaje de los embarazos prematuros, un índice que en Ecuador alcanza los 84,5 casos por cada mil jóvenes de entre 15 y 19 años, el más alto de la región andina.

“Hay historias alarmantes, como la de una niña que quería ser madre, pero su útero era pequeño y a los 13 años ya tenía tres abortos”, comenta Lucy Jurado, directora de la Maternidad del Suburbio, donde al día se atienden más de 30 nacimientos. Casi la mitad de esos son de madres multíparas, que en su mayoría, según Jurado, tuvieron su primer hijo entre los 13 y 19 años.

Un estudio del Centro Latinoamericano de Demografía revela que el 67% de las madres adolescentes son, a su vez, hijas de madres adolescentes. Ellas, se añade, comienzan a aplazar los nuevos embarazos recién a partir del segundo o tercer hijo.

Aunque, según el registro Endemain, el 96% de las ecuatorianas conoce sobre métodos anticonceptivos y pese a que estos son entregados gratuitamente en los centros de salud públicos, hay otras razones que hacen que las mujeres dejen de usarlos.

La falta de planificación abona al deterioro de la salud femenina. Según estudios internacionales publicados por el Cepar, por cada $ 10 millones en déficit para estos programas habrá 1,8 millones más de abortos y 19 mil muertes adicionales de madres.

Asimismo, según las proyecciones, se estima que por cada dólar invertido en servicios anticonceptivos, los estados ahorran hasta $ 4 en gastos para la salud de las madres y recién nacidos y hasta $ 31 en servicios sociales, como educación y vivienda.

Cifras: Población

14
Millones de personas es la cantidad de habitantes que el Ecuador alcanzó en junio. Hasta el mediodía de ayer la población total era de 14’060,393 En 1900 esa cantidad alcanzaba solo 1’000.000 y el INEC estima que para el 2025 llegará a 17’500.000.

10

Años se cumplen mañana del nacimiento del bebé número 6 billones en el mundo.