Asesinar a una mujer, por el hecho de serlo es un crimen y tiene nombre: Femicidio

Asesinar a una mujer, por el hecho de serlo es un crimen y tiene nombre: Femicidio

Los crímenes contra las mujeres, mayoritariamente, son crímenes de odio pues cuentan con componentes que evidencian la manera  sistemática con la que  el victimario destroza a la víctima, por medio de aplicación reiterada de violencia física, psicológica y sexual.

La mayoría de victimas del femicidio fueron atacadas por sus conyugues, convivientes o personas con las que mantienen o han mantenido una relación; es decir el crimen pasa por una necesidad de subordinar y controlar a las mujeres, por su condición per se,  lo cual evidencia que es un problema de las estructuras socioculturales con las que vivimos.

Las víctimas del silencio de este delito son miles de mujeres que históricamente luchan por la paridad de sus derechos, puesto  que muchos de estos, han quedado solo en papeles  y su ausencia se ha convertido en cifras y titulares de la crónica roja. La realidad nos indica que los esfuerzos de los Estados contra la violencia de las mujeres  no son suficientes. En los hechos, en la vida cotidiana,  el femicidio se asentó como algo natural;  por esto era necesario que el Ecuador tipifique el Femicidio como un delito autónomo, que permita  contar con mecanismos claros para sancionar a los agresores y combatir, de forma estructural, el comportamiento de violencia hacia las mujeres.

En diciembre de 2011  CEPAM-Guayaquil y una coalición de organizaciones  sociales, de mujeres, juveniles, entre otras, se reunieron en el primer foro nacional sobre femicidio  que evidenció la necesidad de las mujeres de realizar demandas concretas que se articulen a los cambios políticos de nuestro país y que permitan tomar medidas de control y erradicación de la violencia contra las mujeres de forma sostenida y eficiente

Como parte de la lucha por el derecho a una vida libre de violencia contra las mujeres en todas las esferas sociales, el CEPAM-Guayaquil, planteó -junto con otras organizaciones de mujeres-  la tipificación del femicidio en la propuesta del nuevo  COIP -Código Orgánico Integral Penal-.

Este mes de junio cosechamos los frutos de esta lucha y vemos como el femicidio consta como un delito en el primer informe para debate elaborado por la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional.

Desde el CEPAM-Guayaquil, en conjunto con organizaciones de mujeres, jóvenes y la sociedad civil, estamos vigilantes para que este logro se consolide en nombre todas las compañeras que perdieron su vida por este crimen y en el  nombre de  todas las niñas, adolescentes y mujeres que corren riesgo de ser violentadas a causa de esta ignominia que permaneció encubierta en el anonimato de otros tipos penales.

CEPAM Guayaquil
Comunicación
28 de Junio de 2012


//

Anuncios
CEPAM-Guayaquil forma orientadoras y voceras de derechos

CEPAM-Guayaquil forma orientadoras y voceras de derechos

El sábado 23 de junio,  en las instalaciones del CEPAM-Guayaquil, concluyó la segunda fase  del proceso de formación de Orientadoras de los Derechos de las Mujeres.

Desde el 2011,   alrededor de 140 mujeres lideresas comunitarias,  han participado de este proceso impulsado por el CEPAM-Guayaquil, que busca conocer, ejercer y exigir el cumplimiento del derecho a   una vida libre de violencia contra las mujeres y los derechos sexuales y reproductivos. Durante esta primera fase, realizada en el 2011,  compañeras de Daule, Santa Lucía, Salitre y Guayaquil  analizaron las concepciones, actitudes y prácticas de estos dos derechos (Derechos Sexuales,  Derechos Reproductivos y el Derecho a Una Vida Libre de Violencia)

Comprometidas con el trabajo por las mujeres, las orientadoras de los derechos, organizaron mesas y charlas informativas, el 25 de noviembre, día de la no violencia contra las mujeres.

Para contribuir al desarrollo de las habilidades y destrezas comunicativas, las mujeres orientadoras, también participaron de un proceso de capacitación en vocerías organizado por el CEPAM-Guayaquil, este proceso formativo concluyó este 23 de junio.

Posteriormente las mujeres serán formadas en deberes y derechos y elaborarán  un plan de exigibilidad,  constituyéndose  como VEEDORAS ciudadanas que velen por el cumplimiento de los derechos sexuales, reproductivos y una vida libre de violencia en todas las esferas sociales.

Comunicación
CEPAM
26, Junio. 2012.

CEPAM-Guayaquil permanece vigilante a la designación de autoridades del nuevo sistema de justicia

CEPAM-Guayaquil permanece vigilante a la designación de autoridades del nuevo sistema de justicia

Durante el mes de junio, el Centro Ecuatoriano para la promoción y Acción de la Mujer CEPAM – Guayaquil, junto a otras organizaciones de mujeres, presentaron la Impugnación contra el ciudadano David Antonio Ayala Ponce, quien postuló al cargo de Juez de la Corte Provincial de la Primera Sala Penal y Tránsito Guayas- Guayaquil.

¿Por qué se impugnó a este ciudadano?

Con fecha 9 de Enero del 2009, la señora VERÓNICA ALEXANDRA HURTADO BANCHÓN, ex esposa del impugnado, presentó una denuncia en la Comisaría Cuarta de la Mujer y la Familia, por las constantes agresiones psicológicas, físicas y sexuales de las que era víctima por parte de su entonces cónyuge DAVID ANTONIO AYALA PONCE.

El día 8 de junio del 2011, el señor David Antonio Ayala Ponce, fue detenido por la fuerza pública pues acudió al domicilio de la señora VERÓNICA HURTADO BANCHÓN a intimidarla.

Luego de la revisión de estos antecedentes, el CEPAM presentó la impugnación, la cual fue aceptada el 7 de junio de 2012. Con este fallo favorable a la petición del CEPAM-Guayaquil, el ciudadano impugnado fue descalificado del Concurso Público de Méritos y Oposición, Impugnación Ciudadana y Control Social, para la Selección y Designación de Juezas y Jueces de Corte Provincial, tribunales Penales y de Juzgados de Primer Nivel.

El martes 12 de Junio del 2012, se solicitó al Consejo de la Judicatura el envió del expediente de la Impugnación a sorteo, a fin de que un Fiscal inicie las investigaciones ya que el postulante proporcionó información falsa en la declaración juramentada. Cabe señalar que el señor David Ayala Ponce en la actualidad es Presidente de la Sala Primera Penal Laboral y Tránsito.

Estos hechos demuestran que el postulante era un recurrente agresor, lo cual lo deslegitima para ser parte de un nuevo sistema judicial que busca la transparencia, idoneidad e integridad de los servidores de la función judicial.

El CEPAM-Guayaquil es consciente de la necesidad de velar y vigilar el fiel cumplimiento de los derechos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes. Desde el CEPAM-Guayaquil, permanecemos alerta en el proceso de construcción de un nuevo sistema judicial. Por medio de esta impugnación, ejercemos la participación ciudadana para la construcción de un país equitativo, democrático y soberano que otorgue derechos para todas y todos.

CEPAM-Guayaquil
Comunicación
25 de Junio, 2012