Análisis y propuesta del contexto de reforma jurídica penal en torno a los derechos de las mujeres

Análisis y propuesta del contexto de reforma jurídica penal en torno a los derechos de las mujeres

Las mujeres Orientadoras de derechos de Guayaquil (de Bastión Popular, Flor de Bastión, Trinitaria) y del CEPAM-Guayaquil; que en el algún momento de nuestras vidas sufrimos algún tipo de violencia y/o sensibles a esta problemática, decidimos ser parte activa de las transformaciones sociales que nos permiten construir un Ecuador incluyente, equitativo y justo en el que nosotras encontremos respuestas oportunas y adecuadas a nuestras necesidades, especialemente a nuestro derecho de vivir una vida libre de violencia.

Violencia que vivimos día a día como si fuera un hecho normal: hablamos entonces de una violencia naturalizada que es parte de la cotidianidad, que funciona de forma sutil y que es aún visible en las actuaciones de algunos operadores de justicia en los procesos judiciales que llevan adelante.

Como producto de un proceso histórico de lucha y organizacion social, que llevamos a cabo varias de las personas que nos encontramos reunidas aquí; tenemos una ley que nos ha amparado como es la Ley 103, que en cierta medida nos ha protegido en situaciones de violencia. Ley lograda en un proceso de exigibilidad de derechos, que en este momento requiere ser actualizada y estar ligada de manera directa a la normativa penal para que sea más efectiva y en realidad nos proteja.

En este nuevo momento cuando varias cosas han cambiado y al contar con una Constitución que protege de manera más directa nuestros derechos; se amerita que las leyes sean actualizadas, se construyan en ese marco y se conviertan en verdaderas herramientas para evitar, sancionar y restituir de manera ejemplar, las dolorosas situaciones de violencia que vivimos las mujeres de todos los niveles y esferas sociales, económicos y culturales.

Estas manfiestaciones brutales de poder se presentan de la manera más atroz cuando se llega a la muerte convirtiendose en un FEMICIDO; en ese sentido, al ser considerado como un DELITO ya en el Codigo Penal que se esta debatiendo, contribuirá a evidenciar, dimensionar y registrar estos hechos asi como a sancionarlos como corresponde.

Es necesario que el procedimiento para conocer y juzgar la violencia contra las mujeres sea especial y de efectivo acceso para la protección a las víctimas, y a los miembros de su familia que se afectan emocionalmente por la violencia.

Estos procedimientos deben garantizar que la autoridad competente emita de manera inmediata y a sola denuncia las “Medidas de Amparo y Protección”, conforme lo contempla la Ley 103, lo cual garantiza de cierta manera evitar un nuevo hecho de violencia, situación que no se refleja en la propuesta del Código Orgánico Integral Penal, pues para emitirla hay que cumplir ciertas formalidades que pueden convertirla en inaplicable e inservible.
En este nuevo escenario de reforma penal, obran a nuestro criterio algunas acciones a considerar:

a) QUE la Ley 103, debe estar ligada y articulada con la legislación penal, por lo tanto cabe una reforma que le de peso legal suficiente para que los Operadores de Justicia no invoquen en algún caso la jerarquía de las normas conforme a lo establecido en la Constitución y la dejen sin piso.
b) QUE el articulado propuesto en el COIP, sobre Violencia Intrafamiliar, sea concebido como “Violencia Intrafamiliar y Violencia de género contra las mujeres”, incorporando las observaciones antes mencionadas que permitan un efectivo acceso a la justicia.
c) QUE, la lucha del movimiento de mujeres y de las organizaciones de la sociedad civil, se mantenga en LA DESPENALIZACION DEL ABORTO EN CASOS DE VIOLACION, sin ningún otro condicionante que esta situación absolutamente dolorosa y atentatoria a los derechos de las mujeres.

La penalización de la violencia de género es una forma idónea de sancionar un comportamiento precisamente definido como delictivo, pero no necesariamente lo es para salvaguardar íntegramente los derechos de las mujeres como tampoco lo sería la Ley 103 sin la revisión y modificaciones necesarias.

Si bien la respuesta punitiva es necesaria para combatir las diferentes formas y manifestaciones de violencia contra las mujeres, el Estado debe dar una respuesta mucho más eficaz y satisfactoria en dos ámbitos decisivos para combatir este fenómeno social: la prevención de la violencia y la atención integral de las mujeres víctimas de violencia.

La violencia contra las mujeres representa una violación a los Derechos Humanos y constituye uno de los principales obstáculos para lograr una sociedad igualitaria y plenamente democrática. Defenderemos y no cederemos entonces a los ya conseguido hasta ahora!

Por lo tanto desde el CEPAM-GUAYAQUIL, las orientadoras de derechos, HACEMOS UN LLAMADO A:

1. LA ARTICULACIÓN Y ACCIONES CONJUNTAS POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES.

2. LA SOCIALIZACIÓN DE ESTAS ACCIONES, QUE DEBEN INVOLUCRAR A LA SOCIEDAD CIVIL, BUSCANDO UNA PRESENCIA MEDIÁTICA SOSTENIDA.

3. CREAR Y FORTALECER DESDE CADA PLATAFORMA LOS ESPACIOS DE DEBATE Y DIÁLOGO DEL COIP Y GÉNERO Y DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS.

4. ACOMPAÑAMIENTO PERMANENTE A LAS COMPAÑERAS FEMINISTAS QUE SON PARTE DE LA ASAMBLEA PARA APOYAR LA GESTIÓN EN LA LUCHA POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES.
5. REALIZAR GESTIONES DE LOBBY POLÍTICO CON LAS Y LOS ASAMBLEITAS DE CADA PROVINCIA PARA DEMANDAR SU APOYO A LA PROPUESTA DE GENERO.

Estaremos como siempre en la construcción conjunta de una sociedad mejor.

CEPAM GUAYAQUIL
Julio 2012

Anuncios
Discurso infamante

Discurso infamante

Tomado de la versión impresa de Diario Hoy del 14 de Julio de 2012

Link de la noticia: http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/discurso-infamante-555528.html

En este paisaje nacional de conversación rupestre, veo fortalecida todos los días la idea de que las mujeres tienen que aguantar. Que aguanten el maltrato de la publicidad y los chistes sexistas, que aguanten el acoso de los babosos y las prohibiciones religiosas, que aguanten la violencia doméstica y la falta de oportunidades, que aguanten la discriminación escolar y laboral, y el agravio sexoverbal de los compañeros y los jefes. Y cómo aguantan ellas. Pero ahora escucho, a propósito del Código Penal que discute la Asamblea, este nivel inverosímil de conversación política: que aguanten la violación, y que si son inteligentes lúcidas medianamente capaces mentales antes de ser violadas, que aguanten el embarazo y el parto y la carga familiar producto de un acto execrable. Violento y antinatural. Si son niñas y han sufrido el ataque de algún miembro de su familia, que aguanten. Que después sean madres naturalizadas como se espera que seamos todas. Que si no lo quieren criar, ¿acaso no se han enterado del razonable sistema de adopciones que está “garantizado” por algunas comunidades laico-religiosas y el estado para proteger a los más débiles? En ese sistema imaginario del que se habla como si perteneciera a la vida real, ¿acaso nunca se considera la indefensión de las niñas, adolescentes, mujeres?

Ahora resulta que todas nosotras tenemos que aguantar las ofensas de estos legisladores. ¿Acaso legislan para minorías ellos, como dijo Abdalá B. Pulley? ¿Son una minoría las mujeres violadas? ¿Las víctimas? ¿Acaso van a favorecer a las mentirosas que argumentarían violación para optar por el aborto, como plantea Rolando? Hubo uno que habló de mujeres asesinas. ¿Conversaron con sus amigas, con sus hermanas? Tal vez ellos no les han servido la comida ni les han lavado la ropa, ni aguantaron a nadie que les toque en la calle. Ellos no han sido vejados. Son solo políticos presuntamente íntegros que ignoran la realidad. Aquí donde contamos los femicidios como si fueran accidentes: ¿qué son para todos nosotros unos discursos infamantes más?

Este del aborto-no-deseado-por-nadie es un tema del que no se habla con transparencia. Para evitar un aborto-no-deseado primero hay que evitar un embarazo no deseado. A los esfuerzos informativos de las organizaciones de mujeres, otras mujeres responden golpeándose el pecho. Ni siquiera quieren dar curso a la educación sexual y al uso de anticonceptivos que podrían evitar la muerte de miles de personas: grandes y pequeñas. Mujeres. ¿Es que se pueden ignorar las estadísticas apenas parciales, y mostrar videos mórbidos, y omitir a las mujeres flageladas y los índices de muertes debidas a abortos clandestinos? Pero los abortos siguen. Todos los días, llegan decenas de mujeres pobres desangrándose por medio de punzantes heridas al hospital público. Y todos los días, personas con recursos obtienen atención para abortar con seguridad en el Ecuador hipócrita. Todo lo que se diga al margen de esta realidad es ceguera voluntaria y manipuladora. Una franca mentira. Un inmenso dolor.

CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

El día martes 3 de julio, varias organizaciones de mujeres, participamos en el pleno de la Asamblea Nacional para exponer nuestros argumentos a favor de la tipificación del femicidio como delito autónomo y la inclusión de la figura de aborto por violación en el Código Orgánico Integral Penal.

A continuación, compartimos con ustedes el discurso que la compañera Dra. Tatiana Ortiz, Directora Ejecutiva del CEPAM-Guayaquil, presentó ante los asambleístas de nuestro país.

Señores Asambleistas:

Hoy tomamos la palabra en nombre de alrededor de cuarenta organizaciones que participamos y apoyamos la presentación de la propuesta del femicidio como figura penal autónoma.

Durante más de treinta años las organizaciones de mujeres de este país hemos trabajado para evidenciar que la violencia que viven las mujeres, por el hecho de ser mujeres, atenta contra el derecho a la vida, a su integridad y esta, merece ser respetada desde el Estado y la sociedad en general.

Sí. Nos toca convencer, demostrar este hecho frente a los legisladores, autoridades de justicia, etc… Convencer, demostrar que la vida de las mujeres es valiosa y merece ser respetada, protegida y garantizada.
Suena absurdo, sin embargo esa es la historia de nuestra lucha por el más elemental de nuestros derechos: la vida, la integridad.

Si pudiéramos sumar el número de mujeres que han quedado con algún tipo de discapacidad, lesión, trauma a causa de violencia, o aquellas que han perdido la vida de la manera más brutal y cruel en manos de su conviviente, ex pareja o acosador; constataríamos que estas cifras superan largamente a personas que han sufrido otros delitos que si son objeto de tipificación, atención y sanción.
La mayoría de los crímenes contra mujeres quedan en la impunidad.

Si pudiéramos cuantificar y dimensionar el dolor, el sufrimiento, los efectos de la desesperanza que la violencia ocasiona en la vida de las mujeres, hijos e hijas; seguramente no seríamos tan indolentes como para suponer como hecho natural, tolerable y no sancionable.

Si pudiéramos dimensionar el impacto de la violencia contra las mujeres en la construcción de una sociedad de derechos, de justicia y democrática no pronunciaríamos excusas para no sancionar este delito.

De manera que reconocer la violencia contra las mujeres como delito, como se plasma en el Código Penal que está en debate, es saldar parte de una deuda pendiente que el Estado Ecuatoriano tiene con las mujeres de este país; no solo con las que han perdido su vida, sino que también con las que, están/estamos en riesgo de perderla.

Somos el 50% de la población. Somos madres, hijas, hermanas, niñas, compañeras que damos la vida y merecemos vivir dignamente. Somos ciudadanas y exigimos nuestro derecho.

El femicidio es la muerte anunciada de una vida con violencia. Muchas de estas muertes pudieron ser evitadas, todas deben ser sancionadas.

CEPAM-Guayaquil
Comunicación

El CEPAM Guayaquil se solidariza con la comunidad GLBTQ ante propagación de mensajes de odio

El CEPAM Guayaquil se solidariza con la comunidad GLBTQ ante propagación de mensajes de odio

Desde el CEPAM Guayaquil, nos sumamos al rechazo de posturas de discrimen que están siendo difundidas en nuestra ciudad. Nos solidarizamos con la comunidad GLBTQ de nuestro país quienes siguen siendo víctimas de discriminación y se encuentran, al igual que nosotras, luchando por el ejercicio de derechos y una vida libre de violencia física y simbólica:
Nos sumamos al comunicado de la organización SILUETA X que reproducimos a continuación:

RECHAZO A CONFERENCIA, EQUIDAD DE GÉNERO: DESTRUCCIÓN DE FAMILIA.

Por medio de la presente las y los integrantes de la Asociación SiluetaX, rechazamos categóricamente la presencia del Sr. Jorge Scala, Argentino que por segunda ocasión ha llegado a la ciudad de Guayaquil, a descalificar la diversidad sexual en toda su pluriformidad.

En esta ocasión nos hemos topado con el total desagrado de las declaraciones en igual magnitud que su primera visita. Adicional a esto, su conferencia, se denominó: Equidad de Género: Destrucción de Familia

Link del resumen de la conferencia publicado en El Telégrafo: http://www.telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=44731&Itemid=16

Para comenzar nuestra querella, este título a la conferencia no solo afecta a la diversidad sexual, si no a la misma búsqueda de igualdad de género entre hombres y mujeres. Esto podría estar tipificado como un delito de odio, pues sabemos que el sentido androcéntrico no se ve afectado por una conferencia de esta categoría, sino más bien el género femenino que ha vivido en desventaja históricamente y que hasta el momento es una lucha constante por la igualdad y la equidad. Con solo leer el titulo podemos entender un acto de estigma y que podría afectar en aumento, tanto directa como indirectamente las estadísticas feminicidas.

Las mujeres biológicas que están despojándose del patriarcado en este momento, con declaraciones como estas, están en un alto índice de ser afectadas íntegramente, ante el fortalecimiento posible del tradicional falocentrísmo, y que ante su imposición surgen temas como:

Violencia Intrafamiliar, Psicológica y Física, Violaciones Sexuales, Violencia de Posesión, y el mismo feminicidio mencionado anteriormente (Investigación Académica, 5 tipos de violencia que causan la muerte de una mujer UAEM “Nelson Arteaga Botello y Jimena Valdés Figueroa”

Esta investigación académica se reafirma en nuestro contexto ecuatoriano, con el último estudio difundido por el INEC en marzo de este año, donde se evidenció que el 60% de las mujeres de Ecuador sufren algún tipo de violencia.

También, hace énfasis el INEC que este tipo de violencia refleja un elevado porcentaje proveniente de sus propias parejas. Pero a pesar de estas estadísticas, tenemos en contraste una conferencia patriarcal, que quiere sostener esa familia tradicional que ha venido cuestionándose históricamente? un concepto de familia que solo existe en el  imaginario fenomenológico, y que en praxis por sostener ese moralismo por parte del falocentrísmo, surgen variables de violencia contra la mujer como se ha mencionado.

Cabe también justificar que la  “Ideología de Género”, no es otra cosa que una larga cadena de estudios antropológicos, políticos, sociológicos, psicológicos, médicos, etc. argumentados científicamente, y que tratan de ser descalificados con este tipo de conferencias, bajo argumentaciones fenomenológicas.

No se puede comparar los estudios de género con situaciones que han violado los derechos humanos, pues resulta irrisorio que un estudio que postula la no violación de los Derechos Humanos, sea comparado con violaciones a los mismos.

Es necesario recalcar que ante la visión binaria tradicionalista del sexo, tampoco no se puede comparar a la diversidad sexual con cuestiones patológicas, anuladas y descalificadas científicamente desde la década de los 80, por la OMS.

Dentro de esta misma conferencia se descalifican las familias diversas, existiendo estudios que han demostrado, que los hijos de padres homoparentales no distan de los heteroparentales. Un dato adicional es que los hijos de padres o madres homoparentales se encuentran emocionalmente preparados para cualquier tipo de vicisitudes en su vida cotidiana. (Según la AmericanPhychologicalAssociation con la cual se desarrollan los Manuales DSM de la Org. Mundial de la salud y sus estudios los homosexuales son buenos padres:

En este sentido hacemos un enérgico llamado a lxs activistas en general, a las ONG´s de derechos humanos, a las feministas, a la población en general, tanto nacional como internacionalmente; pero en especial sentido, a las autoridades Ecuatorianas y si fuese posible a las autoridades Argentinas, para evitar este tipo de atropellos a los Derechos Humanos consagrados en nuestra Carta Magna, pues se esta tratando de fortalecer tradicionalismos cuestionados históricamente y que esos cuestionamientos han sido argumentados científicamente para su respaldo.

Saludos Cordiales,

Srta. Diane Rodríguez Zambrano Srta. María Sol Mite Galarza
Presidenta Vicepresidenta
Asoc. Silueta X Asoc. Silueta X

Rep. Trans Observ. GLBTI

CEPAM-Guayaquil
Comunicación