CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

El día martes 3 de julio, varias organizaciones de mujeres, participamos en el pleno de la Asamblea Nacional para exponer nuestros argumentos a favor de la tipificación del femicidio como delito autónomo y la inclusión de la figura de aborto por violación en el Código Orgánico Integral Penal.

A continuación, compartimos con ustedes el discurso que la compañera Dra. Tatiana Ortiz, Directora Ejecutiva del CEPAM-Guayaquil, presentó ante los asambleístas de nuestro país.

Señores Asambleistas:

Hoy tomamos la palabra en nombre de alrededor de cuarenta organizaciones que participamos y apoyamos la presentación de la propuesta del femicidio como figura penal autónoma.

Durante más de treinta años las organizaciones de mujeres de este país hemos trabajado para evidenciar que la violencia que viven las mujeres, por el hecho de ser mujeres, atenta contra el derecho a la vida, a su integridad y esta, merece ser respetada desde el Estado y la sociedad en general.

Sí. Nos toca convencer, demostrar este hecho frente a los legisladores, autoridades de justicia, etc… Convencer, demostrar que la vida de las mujeres es valiosa y merece ser respetada, protegida y garantizada.
Suena absurdo, sin embargo esa es la historia de nuestra lucha por el más elemental de nuestros derechos: la vida, la integridad.

Si pudiéramos sumar el número de mujeres que han quedado con algún tipo de discapacidad, lesión, trauma a causa de violencia, o aquellas que han perdido la vida de la manera más brutal y cruel en manos de su conviviente, ex pareja o acosador; constataríamos que estas cifras superan largamente a personas que han sufrido otros delitos que si son objeto de tipificación, atención y sanción.
La mayoría de los crímenes contra mujeres quedan en la impunidad.

Si pudiéramos cuantificar y dimensionar el dolor, el sufrimiento, los efectos de la desesperanza que la violencia ocasiona en la vida de las mujeres, hijos e hijas; seguramente no seríamos tan indolentes como para suponer como hecho natural, tolerable y no sancionable.

Si pudiéramos dimensionar el impacto de la violencia contra las mujeres en la construcción de una sociedad de derechos, de justicia y democrática no pronunciaríamos excusas para no sancionar este delito.

De manera que reconocer la violencia contra las mujeres como delito, como se plasma en el Código Penal que está en debate, es saldar parte de una deuda pendiente que el Estado Ecuatoriano tiene con las mujeres de este país; no solo con las que han perdido su vida, sino que también con las que, están/estamos en riesgo de perderla.

Somos el 50% de la población. Somos madres, hijas, hermanas, niñas, compañeras que damos la vida y merecemos vivir dignamente. Somos ciudadanas y exigimos nuestro derecho.

El femicidio es la muerte anunciada de una vida con violencia. Muchas de estas muertes pudieron ser evitadas, todas deben ser sancionadas.

CEPAM-Guayaquil
Comunicación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s