Necesitamos educación sexual científica que desbarate las ideas engañosas

Necesitamos educación sexual científica que desbarate las ideas engañosas

Por Sonia Rodríguez Jaramillo

CEPAM Guayaquil

La nueva directora de la estrategia intersectorial de planificación familiar y prevención de embarazo adolescente ENIPLA  cuestiona los mensajes y contenidos de educación sexual que se han difundido en el país en los últimos años, aduciendo que promueve libertinaje sexual….lo cual es falso

La alta tasa de embarazo adolescente no se resuelve en tres años,  sin  educación sexual científica, limitado acceso a servicios de salud,  prácticas machistas, de violencia sexual, escasas   oportunidades para las adolescentes que buscan en la maternidad y en las tempranas relaciones  afecto, seguridad y una familia.
Realmente en el país no se ha logrado implementar un programa de educación sexual desde un enfoque de derechos sexuales y reproductivos que cuestione mitos e inequidades de género. En las últimas décadas ha habido intentos que no han logrado aterrizar en las aulas; precisamente por las autoridades antepusieron sus  prejuicios morales, religiosos y desconocimiento de la realidad de las y los adolescentes, especialmente de los más pobres del país. La ENIPLA ha dado un paso importante porque ha incluido los derechos como lo establece la constitución y los acuerdos y normas internacionales que el país ha suscrito,  como incrementar el acceso a servicios de salud  e implementar educación sexual para niñas/os y adolescentes, promoviendo igualdad de oportunidades a hombres y mujeres, educación libre de violencia, no discriminación, laica.

No garantizar educación sexual desde estos enfoques es lo que pone en riesgo a adolescentes y jóvenes  y los deja a merced de información engañosa, falsa. La juventud del país requiere  metodologías innovadoras,  espacios donde informarse científicamente,  talleres donde puedan develar prácticas abusivas, desiguales, machistas, donde puedan construir prácticas de autocuidado y relaciones responsables.

En las diferentes ciudades del país las organizaciones que trabajamos con adolescentes, jóvenes y mujeres estamos organizándonos para exigir que se cumpla lo que dice la constitución y el plan del buen vivir.  Es importante que adolescentes, madres, padres, educadores, personal de salud, comunicadores nos pronunciemos y defendamos el derecho a una educación laica, científica  y a servicios de salud para adolescentes,  jóvenes y mujeres para  así promover una sexualidad responsable, placentera, saludable y libre de violencia.

Anuncios