Taller con la Cruz Roja del Guayas

Taller con la Cruz Roja del Guayas

Mediante un convenio con la Cruz Roja del Guayas se están dando taller sobre Salud Sexual y Salud Reproductiva en las instalaciones del CEPAM.

DSC00374 (1024x575) DSC00375 (1024x575) DSC00377 (1024x575) DSC00370 (1024x575) DSC00330 (1024x575) DSC00337 (1024x575) DSC00325 (1024x575) DSC00328 (1024x575)

Anuncios
Necesitamos educación sexual científica que desbarate las ideas engañosas

Necesitamos educación sexual científica que desbarate las ideas engañosas

Por Sonia Rodríguez Jaramillo

CEPAM Guayaquil

La nueva directora de la estrategia intersectorial de planificación familiar y prevención de embarazo adolescente ENIPLA  cuestiona los mensajes y contenidos de educación sexual que se han difundido en el país en los últimos años, aduciendo que promueve libertinaje sexual….lo cual es falso

La alta tasa de embarazo adolescente no se resuelve en tres años,  sin  educación sexual científica, limitado acceso a servicios de salud,  prácticas machistas, de violencia sexual, escasas   oportunidades para las adolescentes que buscan en la maternidad y en las tempranas relaciones  afecto, seguridad y una familia.
Realmente en el país no se ha logrado implementar un programa de educación sexual desde un enfoque de derechos sexuales y reproductivos que cuestione mitos e inequidades de género. En las últimas décadas ha habido intentos que no han logrado aterrizar en las aulas; precisamente por las autoridades antepusieron sus  prejuicios morales, religiosos y desconocimiento de la realidad de las y los adolescentes, especialmente de los más pobres del país. La ENIPLA ha dado un paso importante porque ha incluido los derechos como lo establece la constitución y los acuerdos y normas internacionales que el país ha suscrito,  como incrementar el acceso a servicios de salud  e implementar educación sexual para niñas/os y adolescentes, promoviendo igualdad de oportunidades a hombres y mujeres, educación libre de violencia, no discriminación, laica.

No garantizar educación sexual desde estos enfoques es lo que pone en riesgo a adolescentes y jóvenes  y los deja a merced de información engañosa, falsa. La juventud del país requiere  metodologías innovadoras,  espacios donde informarse científicamente,  talleres donde puedan develar prácticas abusivas, desiguales, machistas, donde puedan construir prácticas de autocuidado y relaciones responsables.

En las diferentes ciudades del país las organizaciones que trabajamos con adolescentes, jóvenes y mujeres estamos organizándonos para exigir que se cumpla lo que dice la constitución y el plan del buen vivir.  Es importante que adolescentes, madres, padres, educadores, personal de salud, comunicadores nos pronunciemos y defendamos el derecho a una educación laica, científica  y a servicios de salud para adolescentes,  jóvenes y mujeres para  así promover una sexualidad responsable, placentera, saludable y libre de violencia.

Presentación de Veedurías Ciudadanas delegadas por el CEPAM Guayaquil

Presentación de Veedurías Ciudadanas delegadas por el CEPAM Guayaquil

El CEPAM-Guayaquil,  en el marco de las políticas públicas de protección de las mujeres, niñas, niños y adolescentes a tener una vida libre de violencia y, de los derechos sexuales y reproductivos; que nuestra  constitución garantiza;  impulsa la conformación de 4 equipos de  veedurías ciudadanas a dos instancias del estado: Ministerio de Salud Pública y Consejo de la Judicatura.

Desde hace 30 años, el  CEPAM-Guayaquil, busca la efectiva aplicación de las políticas que promuevan una vida en derechos. La primera veeduría busca dar seguimiento a la implementación del acuerdo ministerial 2490 relativo a la Entrega de  Anticoncepción, incluida la Anticoncepción Oral de Emergencia. Mientras que la segunda veeduría se orienta a  las nuevas unidades judiciales especializadas de violencia contra la mujer y la familia.

Luego de un proceso de capacitación en temas relacionados a los derechos de las mujeres, marcos legales de protección nacional e internacionales, políticas públicas en torno a la protección y conocimiento del ejercicio efectivo de la participación ciudadana y control social; se han conformado cuatro (4) equipos de veedoras, integrados por el colectivo Orientadoras/es de los Derechos. Estos grupos trabajarán de la siguiente forma:

Dos equipos destinados a: VIGILAR Y HACER SEGUIMIENTO AL ACCESO Y DISPONIBILIDAD DE ANTICONCEPTIVOS, INCLUIDA LA ANTICONCEPCIÓN DE EMERGENCIA, DE ACUERDO A LA NORMATIVA DEL MODELO DE ATENCIÓN, PROTOCOLOS Y PROCEDIMIENTOS DE SALUD DURANTE EL PERIODO SEPTIEMBRE 2013 A ENERO DEL 2014 en el CENTRO DE SALUD FRANCISCO JACOME DE GUAYAQUIL y en el  HOSPITAL DEL CANTON SALITRE

Otros dos equipos destinados a: VIGILAR Y HACER SEGUIMIENTO A LA  APLICACION DE PROTOCOLOS Y PROCEDIMIENTOS EN LA RUTA DE ATENCIÓN EN LA UNIDAD JUDICIAL ESPECIALIZADA DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y LA FAMILIA EN EL PERIODO DE SEPTIEMBRE 2013 A ENERO DE 2014, en las Unidades especializadas ubicadas en VALDIVIA SUR  y FLORIDA NORTE

El CEPAM-Guayaquil, trabaja desde hace 30 años, fortaleciendo la democracia. Desde la articulación, el aprendizaje y el empoderamiento ciudadano,  podemos contribuir a la construcción de instituciones públicas y procesos sociales diversos, soberanos y en permanente ejercicio crítico de la participación social.

Dia: 23 de agosto de 2013
Lugar: Auditorio principal de CPCCS
Hora: 09h00 a 12h00

Discurso infamante

Discurso infamante

Tomado de la versión impresa de Diario Hoy del 14 de Julio de 2012

Link de la noticia: http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/discurso-infamante-555528.html

En este paisaje nacional de conversación rupestre, veo fortalecida todos los días la idea de que las mujeres tienen que aguantar. Que aguanten el maltrato de la publicidad y los chistes sexistas, que aguanten el acoso de los babosos y las prohibiciones religiosas, que aguanten la violencia doméstica y la falta de oportunidades, que aguanten la discriminación escolar y laboral, y el agravio sexoverbal de los compañeros y los jefes. Y cómo aguantan ellas. Pero ahora escucho, a propósito del Código Penal que discute la Asamblea, este nivel inverosímil de conversación política: que aguanten la violación, y que si son inteligentes lúcidas medianamente capaces mentales antes de ser violadas, que aguanten el embarazo y el parto y la carga familiar producto de un acto execrable. Violento y antinatural. Si son niñas y han sufrido el ataque de algún miembro de su familia, que aguanten. Que después sean madres naturalizadas como se espera que seamos todas. Que si no lo quieren criar, ¿acaso no se han enterado del razonable sistema de adopciones que está “garantizado” por algunas comunidades laico-religiosas y el estado para proteger a los más débiles? En ese sistema imaginario del que se habla como si perteneciera a la vida real, ¿acaso nunca se considera la indefensión de las niñas, adolescentes, mujeres?

Ahora resulta que todas nosotras tenemos que aguantar las ofensas de estos legisladores. ¿Acaso legislan para minorías ellos, como dijo Abdalá B. Pulley? ¿Son una minoría las mujeres violadas? ¿Las víctimas? ¿Acaso van a favorecer a las mentirosas que argumentarían violación para optar por el aborto, como plantea Rolando? Hubo uno que habló de mujeres asesinas. ¿Conversaron con sus amigas, con sus hermanas? Tal vez ellos no les han servido la comida ni les han lavado la ropa, ni aguantaron a nadie que les toque en la calle. Ellos no han sido vejados. Son solo políticos presuntamente íntegros que ignoran la realidad. Aquí donde contamos los femicidios como si fueran accidentes: ¿qué son para todos nosotros unos discursos infamantes más?

Este del aborto-no-deseado-por-nadie es un tema del que no se habla con transparencia. Para evitar un aborto-no-deseado primero hay que evitar un embarazo no deseado. A los esfuerzos informativos de las organizaciones de mujeres, otras mujeres responden golpeándose el pecho. Ni siquiera quieren dar curso a la educación sexual y al uso de anticonceptivos que podrían evitar la muerte de miles de personas: grandes y pequeñas. Mujeres. ¿Es que se pueden ignorar las estadísticas apenas parciales, y mostrar videos mórbidos, y omitir a las mujeres flageladas y los índices de muertes debidas a abortos clandestinos? Pero los abortos siguen. Todos los días, llegan decenas de mujeres pobres desangrándose por medio de punzantes heridas al hospital público. Y todos los días, personas con recursos obtienen atención para abortar con seguridad en el Ecuador hipócrita. Todo lo que se diga al margen de esta realidad es ceguera voluntaria y manipuladora. Una franca mentira. Un inmenso dolor.

CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

CEPAM Guayaquil se pronuncia a favor de la tipificación del femicidio en el pleno de la Asamblea Nacional

El día martes 3 de julio, varias organizaciones de mujeres, participamos en el pleno de la Asamblea Nacional para exponer nuestros argumentos a favor de la tipificación del femicidio como delito autónomo y la inclusión de la figura de aborto por violación en el Código Orgánico Integral Penal.

A continuación, compartimos con ustedes el discurso que la compañera Dra. Tatiana Ortiz, Directora Ejecutiva del CEPAM-Guayaquil, presentó ante los asambleístas de nuestro país.

Señores Asambleistas:

Hoy tomamos la palabra en nombre de alrededor de cuarenta organizaciones que participamos y apoyamos la presentación de la propuesta del femicidio como figura penal autónoma.

Durante más de treinta años las organizaciones de mujeres de este país hemos trabajado para evidenciar que la violencia que viven las mujeres, por el hecho de ser mujeres, atenta contra el derecho a la vida, a su integridad y esta, merece ser respetada desde el Estado y la sociedad en general.

Sí. Nos toca convencer, demostrar este hecho frente a los legisladores, autoridades de justicia, etc… Convencer, demostrar que la vida de las mujeres es valiosa y merece ser respetada, protegida y garantizada.
Suena absurdo, sin embargo esa es la historia de nuestra lucha por el más elemental de nuestros derechos: la vida, la integridad.

Si pudiéramos sumar el número de mujeres que han quedado con algún tipo de discapacidad, lesión, trauma a causa de violencia, o aquellas que han perdido la vida de la manera más brutal y cruel en manos de su conviviente, ex pareja o acosador; constataríamos que estas cifras superan largamente a personas que han sufrido otros delitos que si son objeto de tipificación, atención y sanción.
La mayoría de los crímenes contra mujeres quedan en la impunidad.

Si pudiéramos cuantificar y dimensionar el dolor, el sufrimiento, los efectos de la desesperanza que la violencia ocasiona en la vida de las mujeres, hijos e hijas; seguramente no seríamos tan indolentes como para suponer como hecho natural, tolerable y no sancionable.

Si pudiéramos dimensionar el impacto de la violencia contra las mujeres en la construcción de una sociedad de derechos, de justicia y democrática no pronunciaríamos excusas para no sancionar este delito.

De manera que reconocer la violencia contra las mujeres como delito, como se plasma en el Código Penal que está en debate, es saldar parte de una deuda pendiente que el Estado Ecuatoriano tiene con las mujeres de este país; no solo con las que han perdido su vida, sino que también con las que, están/estamos en riesgo de perderla.

Somos el 50% de la población. Somos madres, hijas, hermanas, niñas, compañeras que damos la vida y merecemos vivir dignamente. Somos ciudadanas y exigimos nuestro derecho.

El femicidio es la muerte anunciada de una vida con violencia. Muchas de estas muertes pudieron ser evitadas, todas deben ser sancionadas.

CEPAM-Guayaquil
Comunicación

La prevención llegó a jóvenes con un festival

La prevención llegó a jóvenes con un festival

Tomado de la edición impresa del diario El Telégrafo del Miércoles 22 de Septiembre del 2010

El lugar de acogida fue la Plaza de Artes y Oficios de Guayaquil, donde las palabras de Vicente Morales, estudiante del colegio Provincia de Bolívar, calaron en los presentes.

En los stands los estudiantes eran informados de diversos temas de educación sexual.

Mensajes de abstinencia sexual, protección para evitar el contagio de enfermedades venéreas, embarazos, entre otros, se difundieron a los jóvenes que visitaron ayer el Festival juvenil y promoción de los derechos, deberes y responsabilidades de los adolescentes.

El lugar de acogida fue la Plaza de Artes y Oficios de Guayaquil, donde las palabras de Vicente Morales, estudiante del colegio Provincia de Bolívar, calaron en los presentes, ya que les pidió a sus similares que practiquen la abstinencia.

“Para que no se trunquen nuestras metas o sueños, porque todo tiene su debido tiempo, no hay por qué apresurarnos a la sexualidad”, aconsejó el adolescente.

Con música, danza y dramatizados, también se difundió el mensaje de prevención. En los sketchs, en los que intervinieron estudiantes y miembros de la Dirección Provincial de Salud del Guayas (DPS-G), se les explicó sobre las consecuencias de un embarazo a temprana edad o de un aborto.

Hubo también cerca de 20 stands donde se difundieron consejos, imágenes y juegos que permitieron la interacción de los asistentes.

Los puntos de más visita y permanencia de los chicos eran los dirigidos por jóvenes. Un ejemplo fue la transmisión en vivo de “Noti Salud Juvenil” de la Red de niños, niñas y adolescentes.

Los pequeños locutores le preguntaron a los colegiales si sabían: ¿qué es la prueba de amor? Ante la interrogante, Dayanara, alumna del colegio José Andrés Mateus, enmudeció.

Se promovió la abstinencia, prevención de embarazos e infección de enfermedades venéreas

La evidente vergüenza no le permitió articular palabras, pero atinó a decir que “eso no es correcto”.

En el stand del Cepam, el interés fue por conocer el ciclo menstrual. La facilitadora Jéssica Cortez les explicó a las chicas que los días de mayor fertilidad son los tres anteriores y tres posteriores a la menstruación. Mientras tanto, los púber aprendían el correcto uso del preservativo.

La atención también se centró en el puesto de Copprende, en el cual la sicóloga Iva Vargas enseñó el uso del preservativo femenino. “Desde el próximo año las mujeres serán capaces de decidir su uso”, argumentó.

Sorprendida, la estudiante Lilibeth Quinto consultó: ¿Y eso no dolerá cuando se   pone?  Vargas aseguró que no, sino que protege.

Educación sexual aún es materia pendiente

Educación sexual aún es materia pendiente

Tomado del Diario El Universo del 11 de Octubre del 2009

No siente dolor, pero llora. “Tengo miedo, aunque no sé de qué ”, indica con voz entrecortada, mientras espera su turno en la Maternidad del Suburbio para dar a luz a su primer hijo. Así, Vanesa (nombre ficticio), a sus 16 años, pasó a formar parte de los miles de adolescentes que se convierten en madres, sobre todo por la falta de conocimiento sobre sus derechos sexuales y reproductivos.

Rebeca Suárez, profesora de esta materia en la Red Educativa 1 del Guasmo, admite que los maestros evaden este tema. “Los chicos hacen preguntas o hablan con términos que escandalizan. Quieren probar cuánto sabemos, pero nosotros tampoco tenemos un conocimiento amplio sobre estas cosas, porque antes ni siquiera se hablaba de eso”, justifica la docente, quien desde el año anterior ha comenzado a instruirse para así poder orientar mejor a sus alumnos.

Aunque el año pasado el Ministerio de Educación aseguró que en el 2009 se iniciaría la nueva etapa del Programa Nacional de Educación de la Sexualidad y el Amor (Pronesa), con la implementación del tema como materia en los planteles fiscales desde el primer año hasta el bachillerato, y la entrega de libros especializados y capacitación de los docentes, en colegios públicos como el de Rebeca Suárez esto aún no se cumple.

Luis Álvarez, director de Pronesa, dice que el proyecto no está paralizado y añade que el único autorizado a hablar del plan es Teodoro Barros, director de Educación Regular del Ministerio, quien dijo, en tres ocasiones, estar ocupado para atender.

Jóvenes se convirtieron en líderes de educación sexual en talleres del Cepam, hace quince días
Jóvenes se convirtieron en líderes de educación sexual en talleres del Cepam, hace quince días

Mientras, los dirigentes provinciales del programa afirman que la capacitación a los docentes sigue, pero “a paso lento” por la falta de un presupuesto estatal. “Se hicieron las capacitaciones iniciales y se estaba avanzando, pero faltan recursos”, refiere Olga Franco, directora de Pronesa en Guayas.

Ella, al igual que los líderes de otras provincias, asegura que actualmente, para poder realizar los talleres de formación, deben buscar financiamiento en organizaciones no gubernamentales como CARE y el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam).

Esta última entidad trabaja con 36 colegios de Guayaquil en la formación de líderes juveniles, que a su vez capacitan a sus compañeros sobre derechos de educación sexual y reproductiva. “No solo aprenden de anticonceptivos, sino que los orientamos a vivir una sexualidad placentera y sin violencia, porque los chicos están confundidos porque, por un lado, les dicen que deben abstenerse y, por otro, la publicidad los lleva a explotar su cuerpo”, explica Sonia Rodríguez, psicóloga del Cepam. Para ella, este es el momento para que jóvenes y adultos participen en espacios de diálogo para repensar cuál es el verdadero rol del hombre y de la mujer, en una relación de desarrollo del otro y no de sumisión, como actualmente pasa. Asimismo, se orienta a mujeres de escasos recursos, como las socias de la Cooperativa De Todas (que ayuda en la creación de microempresas). “Pasaba que las mujeres tenían los créditos, pero no podían hacer su proyecto porque sufrían problemas de violencia intrafamiliar. Sus esposos no las dejaban, pero después de conocer sus derechos muchas buscaron apoyo psicológico y cambiaron sus vidas”, dice Maricruz Sánchez, una de las beneficiadas del programa.

Hoy ella es una reconocida líder de la Trinitaria. Dice que lleva mejor la economía familiar, ha priorizado la educación superior de sus hijos y ha mejorado la relación con su esposo.